Un plan diferente: ¡cuidarse!

   Quedarse en casa no es sinónimo de dejarse… ¡Todo lo contrario! aprovecha ratito a ratito y el fin de semana, para darte esas treguas de belleza y salud, para que tu cuerpo respire, y te lo agradezca.

   Hoy te aconsejo rituales para que en función de la hora del día, los aproveches para ti:

1. Primera hora de la mañana. Nada más levantarte, y en ayunas, apuesta por agua con limón y jengibre. Una recomendación que te ayudará a eliminar toxinas de tu cuerpo, y más ahora que no podemos hacer deporte con tanta facilidad fuera de casa. Esta práctica te beneficiará también a perder peso, y a estimular el sistema inmunológico.

pag web Levantarse-Perdonar.jpg

2.Tras el desayuno, y con la primera ducha del día; continúa con tus hábitos de siempre: exfolia tu piel – y más ahora que la dermis no está expuesta a polución de la calle – crema corporal para evitar sequedades con la llegada de la primavera; y sigue con tus masajes faciales aplicando la crema reafirmante y contorno de siempre.  No salir de casa, no implica dar un stop al cuidado personal.

3. A eso del mediodía, y antes de comer, otórgale a tu sistema vitamina C. Lo puedes hacer a través de cítricos como la naranja, melón, o el zumo de pomelo que aportan vitamina C de alta potencia en las células.

4. A la hora del almuerzo, combina vegetales, carnes y/o pescados. Aunque si te sirve de consejo, la verdura cruda, sin apenas ser cocida es lo mejor que una dieta saludable puede tener: sin aceites ni aditivos.

5. Por la tarde, y cuando encuentres un rato, los tés e infusiones pueden entretener tu día. Sé que hay muchas opciones, pero sin duda, te recomiendo la alcachofa, el romero, y el té verde, como una opción combinada para que tu cuerpo reciba los nutrientes más saludable. ¿Qué aporta este trío? Pues te ayudarán a limpiar los órganos más importantes como el pulmón, el hígado y riñón, desde el prisma natural.

6. Antes de comenzar la jornada de cena más serie o película incluida; te sugiero que prepares tu bañera, y la llenes a la mitad con agua caliente, y sal gruesa (dos kilos aproximadamente si es una bañera tradicional). Permanece de 25 a 30 minutos; y disfruta de desconectar tu mente, al son de alcalinizar tu cuerpo y eliminar toxinas. Si añades música relajante de fondo, ya tiene tu spa en casa.

7. Antes de dormir, date una ducha para que tu cuerpo transpire por la noche; y tras secarte, te recomiendo aplicar Aloe Vera en crema corporal, siempre y cuando tu piel no sea tan grasa. Esta planta cuenta con un sinfín de propiedades beneficiosas para la piel, y te ayudará a relajar tu cuerpo en las horas de sueño. Te aconsejo Aloe Vera Beauty que cuenta no sólo con cremas y cosméticas de Aloe, sino con muchos otros productos con alto porcentaje de Aloe, que ayudan a la salud.

Eso es todo mis bellas, recuerden que tu eres la responsable de tu belleza, de tu cuerpo, de tu salud, cuidemos de nosotras y más en estos tiempos que tenemos que estar fuertes y con las defensas altas. Espero que la rutina sea útil y la puedas poner en practica. 

  • Instagram

Siguenos